malaga turismo - malaga ciudad genial

¿Qué les enseñaría a mis amigos de Málaga?

que les ensenaria a mis amigos de malaga
¿Qué les enseñaría a mis amigos de Málaga?

Por Ana María Martínez Soto


El no ser de una ciudad no implica no saber qué enseñar de la misma. Normalmente se tiende a pensar que las personas que visitan las ciudades no tienen idea alguna de qué ver o cómo moverse. Pero no es siempre así.

Para aquellas personas que se encuentren perdidas y no sepan que hacer, tómense esto como la guía de una amiga que quiere que disfruten de su estancia en la ciudad.
 
Málaga es una ciudad muy concurrida donde confluyen distintas culturas que se adaptan para mostrarse ante el visitante y de esa forma encantarles y adentrarles a su interior. De esta forma podrán ser partícipes de rincones extraordinarios y llenos de esplendor.
 
No todas las personas tienen los mismos gustos, no tienen por qué fiarse de lo que les digo, pero siempre podría ser de ayuda los sitios que mencionaré. ¿Por dónde empezar?, difícil elección.
 
Cuando pienso en Málaga lo primero que me viene a la cabeza es la playa, Málaga es un sitio de interés turístico debido a su gran extensión, su admirable clima y el número de visitantes que las albergan todos los veranos. Pero esto sería lo “común” y está bien, no obstante hay muchas más cosas por ver y disfrutar.
 
Empezaría con los museos, Málaga es una ciudad que cada día amplía su oferta museística ofreciendo arte para todo tipo de gustos. Dada la importancia que posee Pablo Picasso y su estrecha relación con la ciudad, podemos encontrar el  Museo Picasso Málaga y el Museo Casa Natal, así se puede ver el entorno del artista, algunas de sus obras que los museos poseen. Picasso es un punto importante para la ciudad, pero también podemos visitar otras grandes pinacotecas como el Museo Carmen Thyssen Málaga en el cual podrán hacer un recorrido por la historia, principalmente de los siglos XVIII y XIX, a través de las obras.
 
El Museo Automovilístico de Málaga, es un lugar donde no solo podrán disfrutar de modelos exclusivos de coches sino que también podrán disfrutar un poco del tema de la moda pudiendo contemplar una colección de sombreros originales de los años 20-50.
 
Málaga no solo cuenta con museos, sino que también acoge salas de exposiciones como podría ser la Sala de Exposiciones del Archivo Municipal con distintas muestras temporales. A todo esto habría que sumarle los dos próximos museos que abrirán sus puertas,  Centre Pompidou y la Colección del Museo Ruso, San Petersburgo Málaga.
 
Si queremos deleitarnos con unas buenas panorámicas de la ciudad, ¿qué os parece una subida al Castillo de Gibralfaro?, quien quiera y se sienta valiente podrá subir andando, pero se puede acceder tanto en coche como en autobús. Desde el mirador se podrá ver la plaza de toros de la Malagueta, el Palmeral de las Sorpresas, el Paseo del Parque inigualable por su variedad de especies subtropicales o el conocido Muelle Uno un centro comercial abierto en pleno puerto de Málaga, por el que a la bajada se podrá visitar y caminar contemplando el panorama que se ofrece.
 
Asimismo, una buena opción sería perderse por las calles del centro, conocer la cultura que alberga la ciudad. Visitar el Teatro Romano descubierto en los años 50, reabierto al público para su visita, la Plaza de la Constitución, la calle Larios, la Plaza de la Merced, las calles del casco histórico (calle Granada, calle Alcazabilla, Pasaje de Chinitas, plaza del Siglo, etc) haciendo un alto en el camino para visitar la Catedral y su alrededores.
 
Un paseo por el Parque de Málaga el cual posee especies procedentes de los 5 continentes, podrán perderse entre el drago de Canarias o el pequeño bosque de bambúes de Asia. También el Parque del Oeste característico por la confluencia de agua, vegetación y color o los Jardines de Pedro Luis Alonso de diseño latino, aunque conserva características hispano-mulsumanas y afrancesadas y su admirable rosaleda, para así disfrutar un poco de la naturaleza y recuperar fuerzas.

Por último, las playas, ya han sido mencionadas, pero también hay que darles importancia. Pasear por los paseos marítimos al atardecer, disfrutar de las vistas y pararse a tomar algo en las cercanías será gratificante para todos. No olvidéis que si es la época de espetos, tomaros alguno, no podréis dejar de pedirlos.

×
×
×
×
×